lunes, 19 de junio de 2017

Poesía Ausencia por Ana Maria Robledo

La poeta de la Ciudad de Guaminí nos comparte uno de sus trabajos literarios.
Ausencia

Solo queda tu palabra tan rica
en un poema, legible, clara como el agua que pasa y no vuelve
Como el sol que desprende vida cada amanecer y el día se transforma en cada uno en un mundo de sentidos, emociones  y un arco iris de colores
Que marcha al paso de las horas este gigante corazón, al ritmo que sintoniza el viento.
Las olas frias se envuelven al cuerpo estremeciéndolo y un halo de luz entibia las manos recogiéndolas 
en un apretón muy fuerte

que encienden dos miradas y un destino.